Friday, September 14, 2012

Ibo Bonilla Oconitrillo



El sarchiseño más famoso del mundo




Pablo Campos
pablocampossalas@gmail.com

Su pasión por el estudio lo llevó a graduarse de seis carreras universitarias; Arquitectura, Matemática, Pedagogía y Escultura en la Universidad de Costa Rica, Administración de Empresas en la Escuela Europea de Negocios, España, Control de Calidad y un postgrado en Arquitectura Municipal y Patrimonio en la Universidad Politécnica de Valencia, España.

Además, como mérito académico, es el primer arquitecto graduado en Costa Rica, el primer costarricense certificado por el Colegio de Arquitectos por actualización de estudios y el primer latinoamericano incorporado como arquitecto en la Comunidad Europea.

Tiene cientos de diseños como escultor, pero hay dos muy singulares:  "El conjunto escultórico y arquitectónico más grande de la región" en la Plaza de la Justicia y la escultura más alta del país "La espiral del éxito", en Tres Ríos, Cartago. 

Sin embargo, seguirle el paso a muchas de sus esculturas es un poco difícil, ya que han sido dadas a dignatarios del mundo que visitan el país. Por ejemplo, al creador de Brasilia, Oscar Niemeyer, uno de los arquitectos más importantes del mundo o el Premio Nacional de Arquitectura que entrega una estatuilla elaborada por él.

Con su sencillez y poética forma de hablar, este sarchiseño de nacimiento, me contó como su infancia lo inspiró para lograr muchos de éxitos. 

“Mi interés por la escultura viene de ahí. Recuerdo muchos los jardines, la manera en que la gente cuidaba sus casas, su entorno era algo muy particular en la zona y todo eso me inspiró. Como dicen, ‘Todo niño en Sarchí trae aserrín detrás de las orejas’, yo creo que sí es cierto”.


Desde muy niño se mostró interesado por el estudio; leía los periódicos viejos o cualquier libro, pero una sorpresa se llevó cuando le tocó entrar a la escuela.


“Llegué a la escuela, fui un mes a primero, otro mes estuve en segundo, pero sabía tanto como cualquiera de quinto o sexto grado, entonces me pasaron a tercero a pesar de ser tan chiquitillo. A los 16 ya estaba en la universidad”.


Argumentos le sobran para comparar al país con el resto del mundo, conoce más de la mitad   de él (71 países), aún así describe a Costa Rica con una cultura muy rica, y que muchos ignoran. 


"El pez no se da cuenta que el agua existe, hasta que lo sacan de ella" con esta frase define al tico que ignora la cultura costarricense. "Así le pasa a quien piensa que no tenemos tradición", enfatiza Bonilla. 


Para este afamado escultor, una de las características más importantes del éxito es el servicio, y en su carrera, sin duda, es una de ellas. Ya que las ganancias que generan sus esculturas, son dirigidas al Hogar la Esperanza. Por ejemplo, "La espiral del éxito" generó ¢20 millones que ayudaron al soporte de este hospicio que brinda ayuda a personas con VIH-Sida.


"La profesión no es solo una máquina de dinero, sino un medio para servir", afirmó el artista, quien, como voluntario coordina 40 proyectos de infraestructura en casi todos los parques nacionales del país y en colaboración con el Gobierno de Costa Rica, el Gobierno de Japón, el Banco Interamericano de Desarrollo y organismos no gubernamentales. Otro servicio que brinda es el apoyo a comunidades indígenas y campesinas que viven alrededor de áreas silvestres protegidas.


Con un fijo pensamiento, recalca que la clave de la vida es hacer el bien cada día, pero ¿Cómo define su éxito?  "Está en hacer lo que uno quiere y disfruta, independientemente de cuánto dinero dé", respondió. 


Aunque se encuentra elaborando la propuesta para concursar en uno de los proyectos de arquitectura más importantes del país, el edificio de la Asamblea Legislativa, Ibo Bonilla, dice no tener, ni querer una idea de lo que va a ser de su futuro. 


"Yo no creo en metas. Pensar en que vas hacer bien las cosas a futuro y las estás haciendo mal en el presente es una contradicción absoluta". 



Obra en Plaza de la Justicia: Es una obra habitable, ya que se diseñó una sala subterránea para 500 personas y le colocó un techo en forma de pirámide que sirve como máquina pasiva de aire acondicionado, pero sin motores. 

Ibo define esta construcción como un excelente ejemplo de arquitectura bioclimática; "La pirámide representa la estabilidad, no en vano Costa Rica sigue insistentemente siendo el país más feliz del mundo. Las esferas representan la identidad costarricense, es el elemento ancestral más común de perfección y al estar en conjunto con el edificio de la Corte Suprema, se une otra representación de la justicia",  así la describió el escultor. 
La espiral del éxito: "Con una altura de 18 metros, la convierte en la más alta del país. Tiene que ver mucho con toda la espiritualidad que está aflorando en el 2012, toma temas ancestrales del mundo. Es un monumento a la reflexión, a la espiritualidad, a la conexión universal", así definió a la obra. 


 Otros diseños y obras de Ibo Bonilla

Estos son algunos diseños y obras del arquitecto y escultor.

Edificio Nueva China. 
San Pedro, San José Costa Rica. 
Escultura Brio 
Remodelación general del 
Banco Central de Costa Rica.
Escultura Amar
Escultura Cercanías





1 comment:

Adrian Castro Solís said...

Personas ejemplo y exitosas mundialmente, y vecinos del pueblo que uno ni conoce. Gracias por el artículo, excelente información